admin julio 22, 2021
Nota de foto

21/07/2021 21:52:33
Las autoridades acusaron a la joven de acusarla de transportar la pastilla y presuntamente poseer 600 dosis de este tipo de medicamento. Esta afirmación fue negada por la defensa y descrita como «falsa».

Nota de foto
La profesora venezolana Vannesa Rosales y una defensora de derechos humanos acusada de ayudar a interrumpir el aborto de una niña violada en el estado andino de Mérida fueron liberadas el miércoles, informaron varias ONG. «Vannesa Rosales es libre», escribió en Twitter una organización no gubernamental denominada 100% Estrógeno, que busca visibilizar y proteger los derechos de las mujeres antes de agregar que es «el resultado de todo el movimiento feminista nacional e internacional». Tras conocer la liberación, la ONG Provea escribió en Twitter que Rosalest «nunca debería haber sido encarcelado por ser víctima de violación por ayudar a una niña de 13 años a abortar». La ONG aseguró que «(el abusador de la niña) sigue en libertad», por lo que «el caso del abuso queda impune». El docente fue detenido el 12 de octubre de 2020 por funcionarios de la Junta de Investigación Científica, Criminal y Criminal (CICPC) y se encuentra bajo arresto domiciliario desde el 11 de enero de 2021. Rosales fue acusado de cometer delitos de asociación por cometer un delito y provocar un aborto con el consentimiento de otra persona. Esta es una de las razones que establece la ley venezolana para penalizar el aborto, escenario prohibido incluso si el feto es inviable o en casos de violación. Las autoridades han acusado al activista de acusarlo de transportar la tableta y presuntamente poseer 600 dosis de este tipo de medicamento, según información difundida por medios locales. Esta afirmación fue negada por la defensa y descrita como «falsa». En enero, Venus Faddoul, abogada de Rosales, dijo a Efe que «Vannesa lleva años trabajando por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres», destacando que «nunca ha acusado a nadie». También aseguró que, según una revisión médica, el feto fue «condenado a muerte» porque la niña «no tenía un útero avanzado».

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *