admin julio 28, 2021
Nota de foto

21/07/2021 13:12:03
Castillo asume la presidencia en un momento crítico para el Perú, que ha sido devastado por la crisis económica y de salud desatada por la epidemia de herrería número 19 y en medio de una enorme polarización e inestabilidad política.

Nota de foto

Pedro Castillo asumió este miércoles la presidencia peruana para el período 2021-2026 luego de prestar juramento en su despacho ante el Congreso Republicano y recibir la simbólica selección presidencial.

Castillo, vestido con su tradicional sombrero de paja chotanesa, ala ancha y traje con motivos autóctonos, María del Carmen Alva recibió del Parlamento símbolos del poder estatal.

“Juro por Dios, mi familia, mis hermanas y hermanos en el Perú, mis campesinos, mis pueblos originarios, ronders, pescadores, maestros, profesionales, niños, jóvenes y mujeres, que ocuparé el cargo de Presidente de la República. de manera temporal, país y una nueva constitución ”, confirmó la maestra rural.

Al sobrio acto asistieron todos los miembros del poder estatal y todo el Congreso, así como familiares cercanos del Presidente.

Invitados como VI. El rey Felipe de España y el presidente argentino Alberto Fernández; Bolivia, Luis Arce; Chile, Sebastián Piñera; Colombia, Iván Duque y Ecuador, Guillermo Lasso.

Momento crítico

Castillo asume la presidencia en un momento crítico para el Perú, que ha sido devastado por la crisis económica y de salud desatada por la epidemia de herrería número 19 y en medio de una enorme polarización e inestabilidad política.

El profesor acepta al país con la mayor mortalidad por coronavirus per cápita, casi 200.000 muertes, y cuya economía lucha por recuperarse tras caer un 11,8% en 2020.

El triunfo de este maestro rural de 51 años en las elecciones presidenciales, que se debatió en dos vueltas el 11 de abril y el 6 de junio, sorprendió a muchos peruanos, y sobre todo fue un golpe a los poderes establecidos y al gobierno. políticas tradicionales del país andino.

En Perú, que también conmemora en este día el 200 aniversario de su independencia, por primera vez en Castilla, el jefe de Estado de la región andina, ajeno a su élite política y centros de poder, se mostró muy preocupado por sus disturbios.

Se espera que en las próximas horas, el flamante presidente, cuyo secretismo ha sido absoluto en las últimas semanas, anuncie su gabinete y confirme los primeros pasos en su mandato.

Durante la campaña, Castillo enfatizó la necesidad de que el Estado peruano intervenga más en la economía e insistió en impulsar el establecimiento de una Asamblea Constituyente para crear una nueva Constitución, propuestas que provocarían amplios debates en el país.

Encuestas recientes muestran que los castellanos ven a Castillo como una mezcla de esperanza (34%), inseguridad (29%), confianza (16%) y miedo (15%).

Resiste la hostilidad

Castillo también le asegura que no tendrá una «luna de miel» entre sus opositores que, desde la noche del 6 de junio, cuando comenzó a ver su triunfo sobre la candidata de derecha Keiko Fujimori, han comenzado a cuestionar su legitimidad y triunfo.

Fujimori condenó la existencia de «fraude» por parte de Castillo y su partido, Perú Libre, durante semanas sin pruebas fehacientes.

Este «fraude» no existe para el poder judicial peruano y la comunidad internacional, pero ha retrasado la proclamación de Castillo en más de mil meses y un mes con fuentes legales sin fundamento.

Incluso se instó a las fuerzas armadas de los mejores sectores políticos y mediáticos a destituir al presidente y dejar la presidencia peruana en manos del presidente del Congreso, lo que habría sido prácticamente un golpe de Estado.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *