Soler Neivis mayo 1, 2021
Nota de foto

13/12/2020 16:14:27
Las comunidades mapuche se preparan para un eclipse solar que oscurecerá el cielo en su territorio por poco más de dos minutos este lunes 14 de diciembre, que no sucedió hace más de un siglo, y que en su cosmovisión es el comienzo del sol. y una nueva fase.

Nota de foto
Para los mapuches, el eclipse -o Lai Antü en mapundungun- significa literalmente la muerte del sol -aunque sea momentáneo- y proclama movimientos negativos para los que las comunidades deben prepararse con respeto y mucha cautela. El eclipse solar será totalmente visible – si el tiempo lo permite, ya que los pronósticos hablan de lluvia y nubes en la zona – a partir de las 13:03 en el sur de Chile, en las áreas de Araucanía, Los Ríos y Bíbio, a más de 500 y 850 kilómetros de Santiago, respectivamente. . Será parcialmente visible en el resto del país. Según los astrónomos, cuatro planetas cercanos al sol serán visibles en esta época del año – Venus, Mercurio, Júpiter y Saturno – y si tenemos suerte, incluso veremos estrellas cayendo de la lluvia de meteoros Gemínidas. sucederá en esa zona esta semana. En la visión cosmológica mapuche, las estrellas madre, como el Sol, «reflejan la energía que controla la vida». Si se tapa, «está la muerte del sol», que no es bueno aunque pase, explica Diego Ancalao, weichafe (guerrero) de la comunidad lonko mapuche Manuel Ancalao y presidente de la Fundación Instituto Liderazgo y Desarrollo Indígena. Según explicó, en su comunidad, los eclipses solares se interpretan como una lucha entre el Sol (antü) y la Luna (kyyen). «Antü y Küyen son opuestos, pero se complementan. Ambos son necesarios para mantener el equilibrio. Los orígenes del pueblo mapuche reconocen como primera familia espiritual a la pareja de ancianos en el cielo y la pareja joven que creó la humanidad», dijo. Según los mapuches, el Sol es atacado durante un eclipse, y si está completamente cubierto pueden pasar cosas negativas porque la falta de luz de la Tierra puede interpretarse como un cambio espiritual. Natalia Caniguan, directora del Instituto de Estudios Indígenas e Interculturales de la Universidad de La Frontera en Temuco, capital de la Araucanía, está de acuerdo (IEII), agregando que «así se expresa la naturaleza para enviar un mensaje», una actitud generalmente negativa. cosa a abordar, prepárate. Ancalao les pide recordar que luego del eclipse solar en el norte de Chile en julio de 2019, hubo un brote social en octubre y la epidemia de COVID-19. Un eclipse transmite el mensaje de que «algo que no estamos haciendo bien en la sociedad y que el equilibrio entre el hombre y la naturaleza no es correcto», dice Caniguan. El experto asegura que para los mapuches el hombre y el medio deben ser ellos mismos, es decir, deben estar en una relación equilibrada, y cuando esto no sucede, la naturaleza se manifiesta. “Está muy relacionado con este conocimiento de los pueblos indígenas y mapuches sobre la lectura de los signos de la naturaleza”, agrega. Estos signos, dijo, podrían provenir de daños al planeta. «Los ríos se han secado, las selvas tropicales han sido destruidas, la gente ya no realiza rituales, ha habido un extraccionismo tan brutal que ha destruido la patria». Sin embargo, el jefe de los mapuche agrega que estos signos de la naturaleza también revelan uno positivo. En su cosmovisión comunitaria, «lo negativo no es malo. Es simplemente parte del balance del balance positivo. La negatividad es un elemento esencial sin el cual no hay balance». Y nuevamente, el equilibrio, en este caso interno e individual, es clave. Lo que puede seguir a un eclipse es una serie de cambios cosmológicos. “Hay un ciclo de vida que termina, pero también una muerte temporal que da como resultado una nueva vida, un nuevo ímpetu, brotes, nuevas energías”, dice Pedro Canales, historiador especializado en comunidades indígenas. América Latina y el Caribe de la Universidad de Santiago (USACH), citando a la profesora mapuche Elisa Loncon. Hoy, los pueblos indígenas saben que “de este gran eclipse, la vida, la Tierra, la gente está tomando un nuevo momento y un nuevo camino, hay un elemento de permanencia y cambio”, dice el historiador. Por todo esto, las comunidades mapuche se están preparando para el evento. “Es un día en el que viven muy reflexivamente, y tal vez algunas áreas o familias puedan rezar oraciones especiales”, dice Natalia Caniguan. A diferencia de lo que significaría un eclipse para un turista u otros miembros de la comunidad, para los mapuches la preparación está relacionada con la autodefensa y no ve un eclipse solar porque “la oscuridad o la oscuridad conlleva una pérdida de certeza, por lo que debe ser en la ruca . (en casa) «- agrega Canales. También se pueden realizar algunas ceremonias. Uno se conoce como llellipun, que consiste en evitar que le ocurra algo malo a la gente. De esta forma, agrega Ancalao, permite «el nacimiento de un nuevo tipo de hombre capaz de cambiar los hechos negativos que han subyugado a toda una sociedad, no solo mapuche sino también chilena». Para Ancalao, este nuevo ciclo podría significar «el fin de la explotación de la naturaleza en beneficio de la utilidad y la supremacía del hombre en aras del capital, que destruyó esta sociedad». «La gran diferencia es que los mapuches e indígenas en general ponen la vida en el centro del desarrollo. Esa es la única forma de perpetuar la raza humana», concluye.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *