admin agosto 25, 2021
Un opositor venezolano ha pedido a Chile que evalúe su política fronteriza y evite que los migrantes "caigan en manos de mafias organizadas"

El opositor venezolano Julio Borges pidió este miércoles a Chile que evalúe su política migratoria para evitar que los venezolanos caigan en «manos de mafias organizadas» cuando viajen entre Bolivia y las fronteras del país. “La situación con los migrantes venezolanos en la frontera entre Bolivia y Chile muestra que una política migratoria restrictiva solo aumentará los cruces ilegales, la trata de personas y expondrá la vida de quienes huyen de la dictadura”, dijo Borges en un comunicado de prensa. irregularmente, y por lo tanto «urgente que el gobierno chileno evalúe su marco regulatorio y permita una migración segura y humanitaria». Señaló que los países de la región deben seguir el ejemplo de Colombia, que aprobó una ley de protección temporal para regularizar a los migrantes. “El hecho de la regularización de los migrantes y la aceptación del marco migratorio El río con reglas claras permitió fortalecer la migración legal y segura, el desarrollo económico del país y los lazos de fraternidad”, dijo. En su opinión, la integración de los venezolanos que llegan a estos países es la solución, «al mismo tiempo, en el proceso de lograr el cambio democrático en el país, para frenar la migración forzada». El 28 de julio, Human Right Watch (HRW) Confirmó que el gobierno chileno debe poner fin a las deportaciones acumuladas de «ciudadanos venezolanos» y «garantizar que todas las expulsiones cumplan con el derecho internacional de los derechos humanos». «A través de un documento, la organización señaló graves violaciones a los derechos fundamentales de los migrantes venezolanos expulsados, como el bloqueo del acceso a llamadas telefónicas y abogados. Deportaciones de fin de semana (cuando los tribunales de apelación están cerrados) y separación familiar. Examen de 21 decisiones judiciales y más de 250 órdenes Tras la deportación, el panel internacional también encontró una «violación al debido proceso, incluido el derecho a ser escuchado y a presentar pruebas» «antes de que se concretara la expulsión». Según el documento, José Miguel Vivanco, director estadounidense de HRW. Se estima que hay alrededor de 1,4 millones de migrantes en Chile. – corresponde al 7% de la población – y hasta la fecha la comunidad venezolana es la más numerosa, con 457.000 personas.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *