admin septiembre 6, 2021
Nota de foto

2021. 06. 06. 15:06:31
“La ambición que Chile está declarando ahora es contraria al Tratado de Paz y Amistad de 1984 ya la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982”, dice.

Nota de foto
El gobierno argentino ha enviado una carta oficial a su homólogo chileno para rechazar la «vocación expansiva» de nuestro país por las limitaciones de la plataforma continental. La Cancillería del vecino país sostuvo que «la ambición actual de Chile es contraria al Tratado de Paz y Amistad de 1984 y a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982 y expresa su amplia vocación, que Argentina se ve obligada a rechazar». Cabe mencionar que el 3 de septiembre el presidente Sebastián Piñera manifestó que «estamos ejerciendo nuestros derechos legales y es una obligación». En esta línea, el gobierno trasandino ha manifestado que el reclamo «claramente no es oportuno y contrario a la conducta de Chile antes de mayo de 2020», además de «desconocer» lo regulado por los estándares internacionales. Según el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino, el decreto firmado por el presidente Piñera «pretende proyectar la plataforma continental chilena al este del meridiano 67º 16’0, avanzando sobre la plataforma continental argentina y superponiéndose con el lecho marino, que es patrimonio común de humanidad». PRENSA REPETIDA Este comentario oficial complementa los desmentidos ya hechos por el canciller argentino Felipe Solá el 1 de septiembre, cuando señaló que el comportamiento de Chile ha estado «en línea» con el de Argentina durante los últimos 36 años. El señor Solá también señaló que el mecanismo de solución de controversias aplicable en este caso estaba previsto en los artículos 5 y 6 del Tratado de Paz y Amistad de 1984, pero advirtió que Chile había hecho una declaración en 1997 que «excluía» los mecanismos obligatorios de solución de controversias. Convemar, en relación con las disputas por la delimitación de zonas marítimas, «entonces Chile seguirá siendo el tratado amistoso y no recurrirá a Convemar». De igual forma, el Canciller destacó que «no hay otra forma de hacerlo que a través de negociaciones bilaterales y / o laudos arbitrales» y que «no existe una tercera vía» para resolver la disputa.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *