admin junio 14, 2021
Nota de foto

21/06/2021 8:28:59 a.m.
El animador hace balance del programa «De ti para ti» que finalizó la semana pasada. “Fue una joya para mí, fue un honor poder hacerlo”, dice, y agrega que nunca esperó su popularidad.

Nota de foto

Tras el repentino final de ‘Bailando por un Sueño’, en 2020, el presentador de televisión Martín Cárcamo regresó a casa para ser puesto en cuarentena como la mayoría de los chilenos.

Allí se le ocurrió la idea de la «rubia natural». “En medio del encierro, comencé a pensar, ‘¿por qué no hablo con Chile y otras personalidades de todo el mundo en Instagram? “Fue allí donde comencé a hacer ‘Almuerzo con la rubia’ y me di cuenta de que había una gran necesidad de hablar de ello”, dice Cárcamo.

Así surgió la idea entre mucha gente, y finalmente salió en el formato que se veía en el programa “De Tú a Tú”, que finalizó en Canal 13 la semana pasada.

“La verdad es que esperaba que el programa se recibiera de una manera completamente diferente”, dice el presentador. «Pensé que algo se consideraría muy lindo, hubo epidemias con mucha gente. Pero un mes después de que comenzó el programa, me di cuenta de que era muy diferente», agrega.

«Nunca creí que íbamos a alcanzar estos niveles de popularidad, que la gente percibiría esto como algo así como propio. Y eso también me sorprendió, no me di cuenta hasta que llegaron los mensajes en Instagram donde la gente escribía para agradecerme el programa «, dice.

Según Cárcamo, sucedió algo más que fanático con «De tú a tú», asegurando que «terminó con un nutrido grupo de personas que comenzaron a seguir el programa como si fuera una serie».

¿Fue difícil abrir caras en la puerta de su casa para ver la televisión?

Lo que pasa es que era un formato muy atípico. Sin un escenario oficial, todo se ha vuelto más natural. En mi casa empezamos a hacer desinfección completa, PCR para toda la gente, con un grupo reducido y siempre con el mismo equipo de cámara … Creo que las personalidades, cuando vieron el formato en mi casa, tuvieron acceso. Salí con Kathy (Salosny), quien apareció en el primer capítulo de lo que hicimos en su casa de la playa. Creo que se dieron cuenta de que tenía mucho que ver porque todo estaba muy controlado y al presentar este formato en televisión el invitado accedió a elegir si quería hacer el programa en casa o en la mía. Obviamente hay momentos en los que viven con otras personas o de repente no sé, querían tener más privacidad, pasó en mi casa.

¿Tienes un invitado que recuerdes como el más divertido?

Me reí mucho con Álvaro Escobar. Me reí de todo el programa porque sucedieron cosas muy inusuales. Álvaro es un personaje muy culto, muy divertido, pero conoció a la cuñada o cuñada de Álvaro a través de Zoomo cuando su hermano le presentó el mismo programa, y ​​fue increíble, notable. También me reí mucho con Paty Cofré, que hizo chuchas durante 30 segundos de los 15 segundos (risas). También es muy divertido … No, hay capítulos grandes y muy divertidos. Solo el hecho de que jugué al ping-pong con los tenistas número uno (Marcelo Ríos, Fernando González y Nicolás Massú) o cuando Pinilla me tatuó la gaviota en la cara … Me levanto todas las mañanas y cuando me baño, me acuerdo de Pinilla ( se ríe)

Hubo momentos memorables …

Este programa es una joya para mí. Fue un privilegio poder hacerlo y también aprendí mucho de la gente. A veces llegaba a casa y me dormía pensando en lo que me decían, en cómo afrontaron los momentos difíciles de sus vidas … creo que hablaron de temas muy completos, hablando de la pérdida de seres queridos, rupturas amorosas, relaciones con hijos o pareja, o sueños, y todo lo que genera una forma de llegar a grandes y pequeños es un programa muy familiar.

¿Y hubo alguna historia que te haya afectado?

Claramente, la conversación con Flaco de los Dinamita, Paul Vásquez, cuando dice que fue abusado de niño, fue algo muy fuerte y no lo consideró durante la conversación. Creo que para mucha gente, eso también fue muy fuerte. Cuando entrevisté a Dino Godillo y hablamos de lo mismo y de cómo se enfrentó al cuidado de sus hijos, además de que su hija tomara el apellido materno de su actual pareja en lugar de su madre biológica. Son cosas que nos sorprenden, o también a Leo Rey, cuando dijo que nunca fue al colegio y que tuvo una infancia muy difícil cuando viajaba por las ciudades con sus padres. Todas estas son historias de vida muy fuertes, muy emocionantes.

¿Hubo entrevistados difíciles?

No, en absoluto. Todo fue muy lindo porque de eso se trata el programa también, de divertirse y hablar de la vida, si alguien venía a mi casa, hacía cualquier cosa para que se sintieran muy bien y servirles las cosas de su agrado; y si me fuera a otra casa, ellos me cuidarían y me acompañarían en este amor. Creo que este amor pasó por la pantalla y se agradeció. Quizás en dos años podríamos volver atrás y ver qué había cambiado.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *