Soler Neivis mayo 4, 2021
Nota de foto

04/05/2021 14:49:49
Dujarric aseguró que la Secretaría General de la ONU está monitoreando de cerca la situación en Colombia, donde al menos 19 muertos y 800 resultaron heridos en la ola de protestas.

Nota de foto
A través de un portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres destacó el martes la importancia de que el gobierno colombiano permita manifestaciones pacíficas luego de que la organización denunciara un uso excesivo de la seguridad por la fuerza. “Lo más importante es que el gobierno permite que la gente se exprese pacíficamente y se manifieste pacíficamente. Estos son derechos fundamentales, y esa es nuestra posición ”, dijo el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric, en una conferencia de prensa diaria. Dujarric aseguró que la Secretaría General de la ONU está monitoreando de cerca la situación en Colombia, donde al menos 19 muertos y 800 resultaron heridos en la ola de protestas. La Oficina de Derechos Humanos de la ONU informó este martes desde Ginebra que las fuerzas de seguridad colombianas habían «usado una violencia excesiva» contra los manifestantes. Los responsables de la misión de la agencia de la ONU en Kali, una de las ciudades donde se produjeron varios incidentes violentos, «presenciaron un uso excesivo de la fuerza por parte de la policía», dijo la portavoz de la oficina, Marta Hurtado. Las fuerzas de seguridad «utilizaron munición real, golpearon a los manifestantes y realizaron arrestos en una situación tensa y volátil en la que algunos participantes en las protestas también fueron violentos», agregó un portavoz del alto cargo. Michelle Bachelet. La oficina se mostró «profundamente alarmada» por los hechos de la noche anterior en Cali, en los que «la policía abrió fuego contra los manifestantes que protestaban contra las reformas fiscales, provocando más muertos y heridos». La oficina que dirige Bachelet ha indicado que se han reportado al menos 14 muertes desde que comenzaron los hechos el 28 de abril, sin contar la muerte de Kali anoche, mientras que la Defensoría del Pueblo de Colombia eleva esa cifra a 19 muertes. Las protestas en medio de una epidemia con graves consecuencias económicas para un gran número de familias colombianas fueron desencadenadas por una propuesta de reforma tributaria que ya había sido retirada por el gobierno y que derivó en la renuncia del ministro de Hacienda, Alberto. Carrasquilla. La reforma tributaria planteó la cuestión de ampliar la base impositiva y recaudar el 19% de IVA sobre los servicios públicos, lo que fue particularmente perjudicial para las clases medias y bajas del país.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *