Soler Neivis mayo 2, 2021
Nota de foto

01/01/2021 21:37:14
La organización envió propuestas al Ministerio de Economía sobre el funcionamiento y promoción del comercio durante la pandemia.

Nota de foto
En un documento presentado al Ministerio de Economía, la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) presentó 10 propuestas para abordar la compleja situación económica que afecta al país a raíz de la pandemia. Y las 10 propuestas son las siguientes: 1. Ampliar la capacidad comercial establecida en cada etapa del plan paso a paso. La compleja experiencia de diciembre muestra que a medida que los límites del área de ventas (que son espacios controlados y seguros) se vuelven más restrictivos, el vector de infección en las carreteras aumenta exponencialmente, críticamente al borde del comercio establecido y en todo el comercio informal (excluyendo medidas de salud y seguridad civil).). La densidad no debe disminuir en 1 persona por cada 5m2 y la distancia mínima no debe aumentar en 1,5 m mientras se mantienen los otros protocolos de seguridad. 2. Permitir la apertura de todos los comercios oficiales los fines de semana en aquellas secciones que estén en cuarentena para esos días, con permisos especiales habilitados para que los consumidores puedan participar en sus compras de manera ordenada en las distintas instalaciones. 3. Permita que la empresa en cuarentena opere como un punto logístico: tiendas oscuras. Esto permitirá que los esfuerzos de reapertura no se vean limitados por el regreso de las cuarentenas. Este aspecto es vital para permitir una recuperación efectiva del empleo. 4. El aplanamiento de la curva de visitas comerciales también debería considerar la reducción de la duración del toque de queda a un mínimo razonable, con especial énfasis en minimizar la hora de inicio. 5. Dado que los principales vectores de propagación ocurren en las reuniones sociales, sin apego a los protocolos, y en las vías públicas, como las multitudes alrededor del comercio informal, CCS recomienda que los esfuerzos de aislamiento, incluido el control, se concentren en estas actividades. una forma específica de luchar eficazmente contra las infecciones. 6. En la etapa 4 de la primera apertura, las medidas operativas de los cines deben permitir el consumo de alimentos y bebidas de acuerdo con los protocolos de seguridad especificados. El sector ha sufrido un daño enorme y, en las condiciones actuales, la reapertura no tiene sentido económico porque operar con la capacidad y distancia necesarias y sin vender alimentos provoca mayores pérdidas que el cierre de la mayoría de los operadores. 7. Se debe evaluar la apertura de salas y cines con un número reducido de salas, cuya naturaleza permite controlar las funciones en términos de capacidad y medidas de seguridad sanitaria. 8. La misma consideración debe tenerse en cuenta para varias categorías de servicios que requieren la presencia de los clientes y que son capaces de desarrollar e incorporar diferentes modelos para mejorar la seguridad del servicio y reducir los riesgos para la salud. 9. El funcionamiento del comercio electrónico como línea vital para el acceso al consumo y la cadena de suministro debe garantizarse en todas las etapas. Esto requiere permisos claros para la cadena logística, incluidas las empresas y sus empleados, los centros de recolección y distribución, las tiendas oscuras y varios modos de distribución y retiro en las tiendas o puntos de entrega, incluidas las unidades del centro comercial. 10. Los protocolos de control para las actividades comerciales y económicas establecidas deben cumplirse estrictamente de acuerdo con el formulario de evaluación correspondiente, que debe revisarse para simplificarlo. Los examinadores no pueden ir más allá de lo que se requiere en ese formulario.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *