admin agosto 10, 2021
Nota de foto

2021. 08. 10. 08:34:34
La proyección asume que las personas convocadas para la segunda dosis participarán en la fecha. En siete días, Minsal confirmó 27 nuevas infecciones con la variante Delta, y hubo un ligero aumento de casos de covid en la zona sur, justo antes del inicio de la dosis de refuerzo.

Nota de foto

En medio del duelo nacional de que el país siga vivo en honor a 36.107 muertes por coronavirus, 91 de ellas reportadas el último día, el gobierno ayer compensó el impacto de 17 meses de la epidemia en Chile.

Desde marzo de 2020, cuando se detectó la primera infección, las pruebas han detectado 1.624.316 pacientes con coronavirus, lo que ha afectado al 8,34% de la población chilena.

Alberto Dougnac, subsecretario de Estado de Redes de Salud, informó que en 142.134 casos de todos los contagios, su imagen condujo a la hospitalización, lo que representa el 8,8% de los infectados.

“Aproximadamente nueve de cada 100 infectados tuvieron que ser trasladados al hospital en alguna de las instalaciones de la Red Integrada de Salud”, dijo.

Además, 44.000 pacientes tuvieron que ser ingresados ​​en la unidad de cuidados intensivos, lo que representa el 2,7% de los pacientes y 3 de cada 100 infecciones.

El abajo firmante destacó que en las últimas semanas las camas han sido desocupadas y han retrocedido hasta el 83% de ocupación, lo que no ha sido el caso desde octubre de 2020, en regiones como Ñuble, Aysén y Atacama, donde se utilizó menos del 50%, mientras que solo Valparaíso permanece al 90% de uso. Les siguen Arica y RM en mayor ocupación, con 88% y 87%, respectivamente.

La saturación de la red es fruto de una “tendencia a la baja duradera” de las infecciones diarias, que ayer fue de 871 casos.

El «desarrollo favorable», como se describe, ha desencadenado el avance de otros 42 municipios para la primera apertura y mantiene 12 de las 16 regiones, suavizadas por el toque de queda desde la medianoche. Una lista a la que se puede agregar la Región Capital la próxima semana.

«Necesitamos avanzar hacia un toque de queda extendido hasta que las personas estén vacunadas, si es necesario», dijo la aseguradora de salud pública Paula Daza sobre la restricción de capital.

Para lograr flexibilidad, la resonancia magnética debe inmunizar al 80% de la población con un calendario de vacunación completo, un número ya alcanzado con las inyecciones iniciales, pero 140.000 personas en la capital todavía están usando la segunda dosis.

Daza explicó que se ha llamado a 100.000 personas para la segunda puñalada esta semana, mientras que las otras 40.000 tienen una cita para la próxima semana.

El ministro Enrique Paris insistió en que la gente debería completar sus vacunas, pensando en el impacto que tuvo la variante Delta en el mundo, y es esta tribu a la que dice grupos no vacunados “gravemente enfermos”. Añadió que las personas inmunizadas suelen tener una «buena evolución» antes de la mutación.

Minsal informó que ya se han identificado 86 infecciones de la variante Delta en el país, 27 más de lo informado el lunes anterior. La cifra corresponde a 75 viajeros, de los cuales tres son contactos y ocho son contagios comunitarios que no están relacionados con personas del exterior. Las infecciones locales se duplicaron en una semana.

Desde el área del Seremi de Salud Metropolitana, que concentra la mayor parte de las infecciones de la cepa, se ha informado a La Tercera que se está observando a unas 500 personas por estar estrechamente asociadas con Delta infectadas, incluidos todos los pasajeros que tienen casos confirmados en vuelo.

El renacimiento del miedo

Pese a la mejor epidemia, se dispararon alertas en Minsal por un aumento inicial de casos en Aysén y Magallanes, las dos regiones que por primera vez contenían la segunda oleada y que llevaban semanas en la fase 4 con pocos contagios y todos sus asentamientos .

En los últimos siete días, Aysén aumentó el número de infecciones en un 33% con 16 nuevos casos, mientras que Magallanes las incrementó en un 29% en 31 pacientes confirmados.

El ministro Paris destacó que si bien las cifras eran «obviamente inferiores» a los peores momentos de la crisis, eran señales de «preocupación» y por ello llamó a sus vecinos a insistir en el uso de mascarilla, espacios cerrados de ventilación, distancia física y mano. Lavado.

“Por favor, no eche a perder los avances, especialmente en estas dos regiones, que han dado ejemplo”, pidió el secretario de Estado.

París ha expresado una preocupación similar sobre lo que podría crear la tribu Delta, que ha mostrado un rápido progreso en países con altas vacunaciones, aunque con brotes «a corto plazo».

«Siempre hay amenazas que complican un poco la situación. Si la versión Delta se vuelve más masiva, podría afectarnos», coincidió Darwin Acuña, presidente de la Sociedad Chilena de Cuidados Intensivos (Sochimi) en Radio Cooperativa. El especialista también aseguró que la red ya tenía experiencia con «golpes» en las dos oleadas para combatir un posible rebrote.

Para combatir la circulación de mutaciones, el gobierno ha adquirido PCRs que facilitan la detección rápida de variantes como Delta, que acelera el aislamiento, y a partir de mañana el refuerzo comenzará a elevar los niveles de anticuerpos en la población anciana inmunizada con Sinovac.

65% de las escuelas están abiertas

Dos semanas antes del inicio del segundo semestre escolar, el Ministerio de Educación informó que 10.397 instituciones educativas ya habían abierto sus puertas para volver a ocupaciones personales. Hay 6150 escuelas (65% de los campus) y 4292 jardines (72%). En RM, el rendimiento alcanzó las 2773 instalaciones, el 72% del total. “Estamos encantados de ver la alegría de estudiantes, docentes, padres y asistentes de poder regresar”, dijo el ministro Raúl Figueroa.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *