Soler Neivis mayo 1, 2021
Nota de foto

20.01.01 16:36:18
El Papa Supremo, Francisco I, inauguró hoy un «maratón de oración» por el fin de la pandemia, que se repite cada mes de mayo en los santuarios del mundo, y lo animó a aceptar la ciencia en la lucha contra el virus e invertir en investigación y no armas.

Nota de foto
El Papa presidió este acto sentado en oración frente a la imagen de la Virgen Auxiliadora en la capilla gregoriana de la Basílica Vaticana, acompañado de cientos de creyentes que se turnaban para rezar el rosario, entre ellos algunos niños. El propósito de esta iniciativa, apoyada por el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, es suplicar a Nuestra Señora que acabe con la pandemia y proteja a la humanidad. Al final del acto, el Papa rezó una oración en la que pidió el fin de esta «dramática situación» y el alivio de la población «sufrida y atormentada», restaurando el «horizonte de esperanza y paz» en el mundo. . Francisco recordó a los muertos, «que a veces eran enterrados para herir el alma», buscó apoyo para los pacientes aislados e infundió confianza en quienes vivían «con ansiedad» el futuro económico y laboral. En sus «heroicos esfuerzos», también pidió la protección de médicos, enfermeras y voluntarios, e «iluminó las mentes de la gente de la ciencia para encontrar soluciones justas para derrotar al virus». También pidió a los gobernantes que «actúen con prudencia y generosidad» contra los más desfavorecidos, y exigió que «se estudien enormes sumas de dinero para armas a fin de prevenir desastres similares» en el futuro. Esta maratón de oración continúa a las 18:00 (GMT 16:00) hora de Roma todos los días en uno de los santuarios del mundo hasta las 30 y se transmite en los canales de la Santa Sede. A cada iglesia se le asigna un día en mayo y tiene una intención de oración relacionada con la crisis de salud. Le siguen otros grandes santuarios cristianos, como el saludo angelical en Nazaret, donde “mujeres embarazadas y bebés por nacer” rezarán el día 4, o Lourdes el día 18 para médicos y enfermeras. El 6 de mayo se realizarán oraciones en la Basílica de Nuestra Señora de Aparecida por los jóvenes afectados por la crisis de salud. Las oraciones también serán en español, comenzando por la Iglesia de Nuestra Señora de Lucía en Argentina, la patria del Papa, donde se cuestionará la salud de los profesionales de los medios el 8 de mayo. El 20 llega la maratón a Nuestra Señora de la Caridad del Cobre de Cuba con un rosario dedicado al personal médico y farmacéutico, y el 22 a Montserrat, Barcelona, ​​España, para rezar por los voluntarios. Será el 28 de mayo en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona de América, donde preguntarán todos los trabajadores y empresarios. La maratón de oración finalizará el 31 de mayo con una ceremonia en los Jardines Vaticanos, en la que el Papa se refiere al «fin de la pandemia y la reanudación de la vida social y laboral».

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *