admin julio 20, 2021
Nota de foto

20/07/2021 11:08:41 a.m.
Zhao respondió a las acusaciones de la OTAN, Estados Unidos y algunos de sus aliados, como Reino Unido, Australia, Canadá y Japón, de que China estaba supuestamente vinculada a un ciberataque global contra Microsoft que afectó a 250.000 sistemas informáticos en todo el mundo. el pasado marzo.

Nota de foto
El gobierno chino, a través del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Zhao Lijian, acusó hoy a Estados Unidos de ser la fuente de la mayoría de los ciberataques del mundo y de espiar a «tanto sus rivales como sus aliados». Zhao respondió a las acusaciones de la OTAN, Estados Unidos y algunos de sus aliados, como Reino Unido, Australia, Canadá y Japón, de que China estaba supuestamente vinculada a un ciberataque global contra Microsoft que afectó a 250.000 sistemas informáticos en todo el mundo. el pasado marzo. Este ataque ha afectado a instituciones como la Autoridad Bancaria Europea, el Parlamento noruego y el Comité del Mercado Financiero de Chile. Este lunes se agregaron cargos, aunque con menos vigor, pero la Unión Europea (UE), cuyo jefe de política exterior, Josep Borrell, dijo en un comunicado, instó a China a no «permitir que su territorio sea utilizado para actividades cibernéticas maliciosas». Washington dijo que los chinos El Ministerio de Seguridad Pública dijo que la principal agencia de inteligencia y policía del país «contrata» a «piratas informáticos criminales» para llevar a cabo «operaciones cibernéticas no autorizadas en todo el mundo», como el fraude cibernético, el secuestro criptográfico y el robo de víctimas en el área con fines de lucro. «inaceptable» para la coalición de Estados con sus aliados para culpar a China. «Acusaciones» irracionales «Un portavoz chino dijo que las acusaciones» irracionales «de Estados Unidos y sus aliados perseguían» objetivos políticos «y que China» nunca aceptaría «. «pocos países pueden representar a la comunidad internacional «. Zhao afirmó que «uno no se lava pintando a otros» y anunció que China tomará las medidas necesarias para garantizar la ciberseguridad del país y proteger sus intereses. La actividad en el ciberespacio es «difícil de rastrear», dijo Zhao, y debe haber «evidencia completa y suficiente» antes de «vincular los ataques cibernéticos con el gobierno de otro país». China «se opone completamente a cualquier forma de ciberataques y no fomenta ni apoya los ataques de piratas informáticos». TERCEROS CHINOS ESCRIBEN LAS ELECCIONES COMO HIPÓCRITAS Anteriormente, China describió hoy las acusaciones como «infundadas» a través de una declaración publicada en el sitio web de la embajada de la UE de China, asegurando que las declaraciones de la UE y la OTAN «no se basan en hechos o hechos». pruebas, sino especulaciones y acusaciones infundadas. «Según la Embajada de China en Canberra, Australia» sigue la retórica estadounidense e involucra a los loros «y es» cómplice de la actividad de escucha de la Alianza de los cinco ojos «, un acuerdo de inteligencia entre los Estados Unidos y el Reino Unido». El gobierno australiano es extremadamente hipócrita como un ladrón que grita ‘¡al ladrón!’ «, dijo la delegación de China australiana en un comunicado. La embajada de China en Canadá también creía que las acusaciones eran» de la nada y constituían una difamación maliciosa «. Las delegaciones chinas influyeron en lo que describieron como «Hipocresía», afirmando que China también fue «víctima de ciberataques», e instó a que se les ponga fin «de conformidad con la ley». El ministro de Relaciones Exteriores de China En el mismo sentido, aseguró que existen 52.000 servidores de control de programas maliciosos fuera de China, que controlan 5,31 millones de servidores dentro del país, citando datos de la CNCERT. A pesar de las acusaciones, los países involucrados en la denuncia contra China han evitado hasta ahora imponer sanciones al país asiático. Este es el último episodio de las tensas relaciones entre Washington y Beijing, que ha comenzado a deteriorarse, especialmente desde marzo de 2018, cuando el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, inició una guerra comercial con la potencia asiática que abarcó áreas como la tecnología o la diplomacia.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *