admin agosto 13, 2021
Nota de foto

2021. 03. 13. 17:46:45
Esto se debe a una propuesta de nueve integrantes del panel, quienes aseguraron que la participación exmarina «resucitará y volverá a traumatizar a miles de víctimas y familias de la dictadura de Augusto Pinochet».

Nota de foto
Este viernes, la Comisión de Derechos Humanos, Verdades Históricas y Fundamentos Judiciales, Indemnización Integral y Garantías de Repetición de la Convención Constitucional aprobó un «voto político» que busca llevar el asunto a audiencias sobre la Convención Vamos por Chile, Jorge Arancibia. La iniciativa fue aprobada por 10 votos a favor (patrocinadores y Manuela Royo), en contra de dos (Ruth Hurtado y Margarita Letelier), con tres abstenciones (Roberto Celedón, Felipe Harboe y Pedro Muñoz). Cabe recordar que la propuesta fue fechada por los tradicionales Carolina Videla, Giovanna Roa, María Magdalena Rivera, Juan José Martín, Ivanna Olivares Constanza San Juan, Mario Vargas, Adolfo Millabur y Manuel Woldarsky. El motivo de impulso de la iniciativa fue que “creemos que su participación en la tradicional Comisión de Arancibia socavará seriamente el logro de las metas de nuestro trabajo. ¿Es su presencia un acto altamente violento que revictimiza y re-traumatiza a miles de víctimas y sus familias, así como a los sobrevivientes del terrorismo del Estado chileno cometido durante la dictadura de 1973-1990? “Tradicional Arancibia fue asistente naval del dictador Augusto Pinochet de 1980 a 1982. Desde 1973 hasta la actualidad, la Convención ha apoyado y celebrado públicamente en repetidas ocasiones el golpe cívico-militar y negado las violaciones sistemáticas a los derechos humanos durante este período (…) Dado que tanto la Convención como la Comisión explícitamente no hay lugar para la negación y , dados los estándares operativos aprobados en la misma Comisión, declaramos responsablemente inaceptable la participación continuada de la Convención de Arancibia en este tema, ya que es contraria a las normas que hemos adoptado ya nosotros mismos ”, agregaron. Junto a esto, también quedó claro que “no queremos destruir su opción plenamente democrática y por ende su derecho a participar en esta convención. Sin embargo, como creadores creativos, tenemos el deber de defender los principios y valores rectores de nuestro trabajo, especialmente frente a la tarea de sentar las bases para garantizar los derechos humanos para un nuevo Chile ”. “Con el fin de garantizar un espacio de no violencia y revictimización para la realización de audiencias públicas en la Comisión, se realizarán sin la presencia de la Convención de Arancibia, dada la historia de negación de los abusos a los derechos humanos y la dictadura de Augusto Pinochet. ”, Aprobó el comité.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *