Soler Neivis mayo 10, 2021
Nota de foto

20/5/10 12:05:54 p. M.
En la misma línea, la oficina colombiana del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha rechazado los «ataques sufridos».

Nota de foto
Amnistía Internacional (AI) pidió el lunes que se ponga fin a la violencia contra los pueblos indígenas que protestaban en Colombia luego de ser asesinados a tiros por presuntos civiles armados en Cali (suroeste) el domingo, al menos ocho guardias indígenas resultaron heridos en el ataque. “Los ataques de civiles armados -algunos en presencia de la policía- contra los indígenas Minga de Kali (marcha) reflejan un reflejo de la dinámica de violencia que no termina en Colombia y que ha sido enfatizada en el contexto de las protestas sociales. Rosas, director del continente americano de AI. En la misma línea, la oficina colombiana del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha rechazado «los ataques perpetrados por la minga indígena de Kali, y expresamos nuestra profunda preocupación». «Instamos a que se investigue y sancione un ataque que hiere al menos a 8 indígenas, entre ellos varias mujeres líderes y defensoras (…) Mantenemos la calma a todas las personas, especialmente en Cali, y respetamos la vida y los derechos fundamentales», expresó el mandatario. la representante colombiana de la agencia, Juliette de Rivero, en Twitter. QUÉ PASÓ El Consejo Regional de Pueblos Indígenas del Cauca (CRIC) informó que alrededor de las 2:20 pm (19:20 GMT) del domingo, una menga nativa de varios camiones fue atacada por una multitud que intentaba levantar el bloqueo en la zona de Cañasgordas en el al sur de la ciudad. «Muy preocupados por lo sucedido, hasta el momento hemos recibido un informe de un integrante indígena herido del CRIC 8 que fue agredido a balazos», informó el Defensor del Pueblo Carlos Camargo, quien solicitó una investigación sobre los autores de los atentados. La Policía Metropolitana de Cali, por su parte, informó estar involucrada en «asistir a la comunidad sectorial» cuando los ciudadanos denunciaron haber sido «agredidos por un grupo de indígenas». “Videos de primeros planos muestran a indígenas dispersándose en urbanizaciones, generando disparos con armas de fuego e incitando al terrorismo; igualmente saqueando casas y departamentos en el sector e hiriendo a cuatro personas con armas y objetos punzantes”. SITUACIÓN DEL EMPLEO EN COLOMBIA Las movilizaciones en Colombia han comenzado contra la reforma tributaria ya revertida del gobierno, pero los intentos de reformar la atención médica, la brutalidad policial y un complejo estado de inseguridad continúan. Los peores incidentes ocurrieron en Cali, especialmente entre el 30 de abril y el 3 de mayo, con organizaciones sociales que dijeron que la brutalidad de la policía se puso en contra de los manifestantes que dejaron 35 muertos. «Desde el 28 de abril, decenas de personas han sido reportadas muertas, cientos de heridas y desaparecidas, torturadas sexualmente e intimidadas por la represión de las protestas, la mayoría de manera pacífica, sin que el gobierno de Iván Duque reconociera públicamente la violación de derechos. Personas», dijo Guevara. . ESTIGMAS Guevara Rosas también advirtió que los pueblos indígenas y afrodescendientes «sufrieron de manera desproporcionada las consecuencias de la violencia, el conflicto armado y la desprotección contra el Estado». «Es inaceptable que no hubo respuesta inmediata al llamado urgente de las autoridades para la prevención de la violencia armada; por el contrario, varias autoridades, incluida la Policía Nacional, realizaron declaraciones estigmatizantes sobre los indígenas menga y quienes protestaron pacíficamente en Cali, » él dijo. dicho.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *